NoticiasTorneos

Crónica Winamax SISMIX by La Comunidad Póker

Cuanto más esperas un evento, más rápido pasa y esto es lo que ha ocurrido con el festival de Winamax en territorio marroquí. El Winamax SISMIX de Marrakech tardó en llegar, pero se ha ido muy pronto. Estoy seguro de que es una buena señal, cuando lo pasamos bien el tiempo se acorta y otra cosa no, pero en el SISMIX lo hemos pasado de fábula. Fiesta y póker, aunque no a partes iguales, a todas horas. Turismo, gastronomía… Todo ha tenido su hueco y su importancia en el viaje. El SISMIX todo lo engloba. El año que viene repite si ya lo has vivido, prueba si eres un amante del póker o déjate seducir si no lo eres. Este evento es el sitio de todo el que quiera disfrutar.

Hablemos de resultados y de cifras. El evento principal atrajo a 1900 participantes a razón de 500€ de entrada, entre sus diferentes días 1, y conseguimos meter 30 españoles en el día 2 con el ITM ya asegurado. De todos ellos, 4 jugadores eran socios de La Comunidad Póker: David Lebrón, David Arévalo, David Rivas «Caballito» y la Team Pro de Winamax Estelle Cohuet «Dourbie». Perdimos a la jugadora francesa a principios del día 2, pero el trío de Davides prometía darnos espectáculo a lo largo de la jornada e intentar colarse entre los 18 últimos jugadores que pasarían al definitivo día 3. Todos cayeron con honores, muy cerca del pase al día final: David Lebrón el 30, David Rivas en el puesto 34 y David Arévalo en la posición 54. Mis más sincera enhorabuena por su juego en este Main Event, ya que durante muchos momentos me hicieron creer que una victoria para La Comunidad Póker era posible. Ya sin socios, nos quedamos siguiendo el juego del resto de españoles, hasta la eliminación de Luis Cabello en tercera posición, nuestra última baza, que dio paso al HU final en el que se llevaría el gato al agua el local Issam Benhaddou. El marroquí cosechó el mejor resultado, hasta ahora, de su carrera.

David Lebrón, nuestro mejor jugador en el «Main Event», disputando el «Battle Royale».

En el resto de los muchos eventos que el SISMIX ofrecía también tuvimos una amplia representación, aunque nuestras actuaciones fueron algo menos destacadas. En el «Battle Royale» tuvimos otro deep run de David Lebrón, que cayó en la posición 17, por destacar algún resultado. Por mi parte, además de disfrutar del evento en todo su conjunto y de realizar el seguimiento de los torneos más importantes, tuve la oportunidad de jugar algunos eventos paralelos, en particular los torneos en formato KO progresivo y los torneos turbo «Sprint» de final de día. Varios torneos cerca de premios y dos dentro de ellos, con mi mejor resultado saliendo en octava posición del «Desperado KO» del sábado 27.

Lo importante no son los resultados, es la experiencia en su conjunto y ésta ha sido realmente positiva. Las tardes y noches de póker, dieron el paso a mañanas de turismo, en las que pudimos descubrir la maravillosa ciudad de Marrakech, que oculta mil y una sorpresas. Os recomiendo encarecidamente que la conozcáis. Además, la gastronomía marroquí no deja indiferente a nadie y merece ser disfrutada fuera de complejos vacacionales un tanto europeizados. No obstante, si no queréis salir del complejo Es Saadi, lo tenéis fácil. Winamax se supera año tras año y hemos podido disfrutar de multitud de actividades como la «Noche Couscous» o el preferido del público; el «Beer Pong». Una de las cosas buenas del SISMIX, es que no hay lugar para las lamentaciones. Siempre hay algo que hacer y si te eliminan de un torneo a última hora del día, la discoteca Theatro siempre tiene sus puertas abiertas para cualquiera. Tuve la suerte de conocerla y disfrutar de la fiesta en honor al ganador del Main Event, cita que fue una auténtica locura.

En definitiva, mi primer Winamax SISMIX de Marrakech ha sido una experiencia que nunca olvidaré y que recomiendo a cualquier lector de estas líneas. ¡Nos vemos el año que viene en Es Saadi!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba